sepultura1.jpg

A dos kilómetros de la carretera que va hacia San Pedro de Sula, se puede llegar a la zona residencial llamada Las Sepulturas. Este sitio, ha aportado en los últimos años, información muy valiosa acerca de la vida del día a día de la elite gobernante de Copán.

El área recibió el macabro nombre Las Sepulturas, por parte de los campesinos que cultivaban la zona, y en el transcurso de su trabajo, fueron dejando al descubierto muchas tumbas de los nobles que fueron enterrados junto a sus casas, como era la costumbre maya.

A pesar que estas ruinas no son tan interesantes visualmente para los turistas casuales, el lugar bien merece una visita, ya que es muy reconfortante ver las estructuras residenciales que hay cerca, que contienen habitaciones y tumbas, además de cocinas comunes al aire libre.
Aunque la mayor parte de las esculturas se han eliminado, hay una pieza que queda, y es el Muro de los Jeroglíficos, en la Estructura 82, un grupo de 16 glifos que pueden contar sobre los acontecimientos del reinado de Yax Pac, último rey de Copán. En esta misma estructura, hay un retrato de Fúa Tun, el patrón de los escribas, sentado con un soporte de concha marina en una mano, y una herramienta de escritura en el otro.

En la Plaza A de Las Sepulturas, se descubrió la tumba de un poderoso chamán que vivió alrededor del 450, y que puede ser vista en su totalidad en el Museo Regional de Arqueología en Ruinas de Copán. Por esta misma zona, hay restos de poblados que datan de mil años antes de Cristo.

Las Sepulturas está conectado con un grupo de ruinas al que se llega por la carretera, ya que el camino original pasa por propiedad privada, por lo que es mejor para los visitantes pasar por la carretera y llevar su boleto para poder entrar a Las Sepulturas.

Los servicios de guía local, pueden llegar a costar unos 15 dólares americanos el servicio. Ir a conocer las ruinas con la compañía de uno de estos guías, ayuda a entender la historia de las ruinas.

Vía/ Moon, Foto/ Flickr (C-Monster)