san fernando de omoa

A continuación leeremos una interesante historia sobre lo que nos relata San Fernando de Omoa


SAN FERNANDO DE OMOA

Fortaleza de Omoa ubicada en la bahía del mismo nombre y al norte del País, para llegar aquí puede hacerlo desde la cercana Puerto Cortés o bien desde San Pedro Sula, distante unos 65 kilómetros (40 Millas), en un viaje de unos 45 minutos.

Aparte del recorrido en la fortaleza, podrá visitar el museo local y no está demás que al final de su visita se dirija a la playa a disfrutar de un baño y de un suculento pescado en los diferentes restaurantes de la zona. Indudablemente el Castillo de San Fernando de Omoa es una de las grandes obras materiales que recuerdan la dominación de España en la América Central.

Construido en la Segunda mitad del siglo XVIII con la mira de defender las costas del norte contra los corsarios ingleses que perseguían nuestro comercio. El ingeniero español, señor Navarro (Luis X) que visitó la América Central en 1743-1744. Reconoció entonces el fondeadero de Omoa; y en informe extendido por él en 1745 en la ciudad de Guatemala dijo a este respecto lo que sigue: ”

Ese Puerto es el más seguro, limpio y recogido de toda la costa de Honduras. Por cuyo motivo me ha parecido a propósito que sea fortificado, a menos costo y riesgo que el de Trujillo.

La obra terminó en 1775, bajo el gobierno del mariscal don Martín de Mayorga.

El plano final de dicha Fortaleza (propuesto por un cierto Conde de Aranda, Director General de Ingenieros de los Reales Ejércitos, el 15 de diciembre de 1756) era un compromiso económico que dio lugar a una innovación en el diseño militar.