airport1.jpg

Con las dificultades políticas y sociales que tiene Honduras, ni una gran inversión en aeropuertos o infraestructura podría convertir al país en un destino idílico, que la gente quiera y se muera por visitar. De hecho, con todo lo que pasa en Honduras ahora, lo más probable es que se termine alimentando un éxodo masivo.

Honduras, para su pesar, es un país del Tercer Mundo que pasó a ser conocido en el globo entero, por sus altos niveles de corrupción, tanto dentro del gobierno, como en las empresas. La Policía Nacional ya ha sido infiltrada por el crimen organizado, lo que ya ha dejado fuera de control las tasas de homicidios, el tráfico de drogas y la violencia de las pandillas, además de tener el peor sistema de educación de América Latina, y huelgas constantes.

Entre los planes que tiene Honduras y InterAirports, están gastar alrededor de USD 300 millones durante los próximos 5-6 años en la base aérea de Palmerola. La propuesta de Estados Unidos es que los pasajeros paguen una tasa que ayude a financiar este ambicioso proyecto de aeropuerto.

A pesar de las ideas, las intenciones y sueños, Honduras a raíz de todos estos líos internos que ha venido arrastrando por tantos años, tiene ya grandes dificultades para atraer turistas y inversores. Lo más lamentable, es que todos los líderes parecen empeorar las cosas y cada vez que intervienen a través de algún medio de comunicación o red social, se genera una enorme publicidad negativa. Bueno que yo creo que en todos lados, donde un político abra la boca será severamente juzgado. Más aún cuando no hablan de un modo coherente.

Vía/ Hondurasweekly
, Foto/ (En.centralamericadata) flickr