La Mosquitia, Reserva de la Biósfera

Carla 6 Mayo 2011

mosquitia.jpg

La región de La Mosquitia, queda a una hora de La Ceiba, si toman un tour en avión, y bastantes más horas si van en bote.

Hay un vuelo que parte desde La Ceiba, que recorre islas, montañas verdes, lagunas y selvas hasta Belén, además de La Mosquitia. En Belén, Palacios y Brus Laguna hay pistas de aterrizaje. Una vez en tierra, por estos lados es común ver gente indígena, mestizos y garífunas, que proceden de esclavos de África y del Caribe.

Cuando se viaja en bote, el trayecto puede llegar a durar unas 5 horas a través del río Plátano hasta Las Marías. En el camino, es común oír el chillido de los papagayos y ver troncos muertos. En La Mosquitia se refugian muchas aves, además de tapires, jaguares y buitres negros. La reserva de la biósfera de Río Plátano es patrimonio natural de la Unesco.

En La Mosquitia viven los indios misquitos, unos pobladores que tienen su propio idioma, además del español. También hay mosquitos, por lo cual los turistas que llegan, se tienen que cubrir con los mosquiteros y cuidarse con los preparados antimosquitos. Esta región es la más selvática de todo Centroamérica y abarca por el este hasta Nicaragua. Las verdes y frondosas colinas deslindan con sabanas de pinares y hierba. Es común ver caballos, cebras, cerdos y vacas que pasean a gusto entre las modestas casitas de madera que se erigen con sus tejados hechos de ramas, palmeras y papayos.

A este lugar, llegan muchos turistas suizos y alemanes, que aprovechan de comer patatas de frutas de pan, pescado fresco y yuca apenas se detienen a descansar en Las Marías. Todos pueden ir a comprar en algún minuto, cosas como las bananas, que se venden junto al río, en una canoa.

Hay pensiones donde además de ser económico, se come bien. Esta la pensión “Doña Diana” a orillas del río, o “Doña Rutilla”, que cuesta un poco más cara, porque tiene generador de electricidad, que les brinda 2 horas de luz por días.

La gente del lugar es simpática y amable, y todos se alegran de recibir a los visitantes, que a la larga, son los que les dan el sustento y eso lo tienen más que claro.

En La Mosquitia apenas hay criminalidad o violencia. Es un lugar muy seguro para vivir.

Vía/ Elpais






Añade un comentario

Sin comentarios

  1. No hay comentarios

Deja un comentario