islasswan3.jpg

Las Islas del Cisne, también conocidas como las Islas Santanilla o Islas Swan, están en la parte noroeste del Mar Caribe, a casi trescientos kilómetros de las tierras hondureñas.

Las Islas Swan, están compuestas por tres islas: Gran Cisne, Pequeño Cisne y Booby Cay. Cerca del perímetro de estas islas, hay una gran cantidad de arrecifes.

iguana1.jpg

Según la historia contada por Edwin Weigel, publicada en el NOAA, las islas fueron nombradas por el capitán Swan, quien fue enviado al Caribe por comerciantes de Londres con un cargamento para vender. Su barco fue atacado por piratas y según las conclusiones de esta historia, este capitán se habría unido a ellos, convirtiéndose en un destacado líder bucanero que llegó a dominar la zona.

Estas islas fueron reclamadas en algún momento por el gobierno de Estados Unidos, pero finalmente quedaron bajo la soberanía de Honduras.

Según cuenta la historia de Weigel, parte de la familia del capitán Swan, arrendó parte de las islas y plantaron millares de palmas de coco.

Las enormes estructuras de coral que rodean las islas, sirven de hogar para una gran variedad de especies de peces. Hay una cueva conformada por una roca, que sirvió de entrada a tierra firme a Jim Duff, un naufrago que se vió varado entre los acantilados que hacían imposible su ingreso a la isla. La entrada de la cueva Jim Duff se encuentra a nivel del mar.

Entre las rocas de las islas, se pueden ver grandes iguanas tomando sol. Los meses más secos de las islas van de enero a mayo y los más húmedos van de junio a diciembre. El mes de agosto se caracteriza por ser el más caluroso y enero el mes más frío de todo el año.

Desde donde sea que se las mire, las islas son un terreno agreste, rodeadas por la voluptuosidad del impaciente mar, que choca con fuerza en sus costas.

Vía/ Tarleton.edu