garifunas

14.jpg

La Ceiba, un paraíso hondureño

En La Ceiba, el ecoturismo es una industria cada día más creciente, debido a que está tomando una importante senda hacia el desarrollo sostenible y el cuidado de sus ambientes.

Los Garífunas

En 1797, veintitrés años antes de la independencia de Honduras, los garífunas se asentaron en la costa atlántica, incluso se esparcieron por Guatemala, Belice y Nicaragua, después de ser deportados por los ingleses de la Isla de San Vicente, de donde conservan su lengua, vestuario, forma de alimentación, con dos bases culturales muy bien definidas, una proveniente del noreste de África y otra de San Vicente, de los indios Caribe y Arahuacos.

Los cultivos principales son el maíz, la yuca, el camote y el banano, aunque también tienen mango, coco, naranja y cacao.
En la fabricación de sus casas usan el adobe, la madera, pencas de palma, zinc, tejas de cemento y concreto.
Ciertas comunidades cuentan con agua potable para el consumo humano.

Aventura

Un resurgimiento de interés entre los turistas amantes de la aventura arqueológica ha empezado, desde el descubrimiento en 1994 de la cueva osario de caliza - cueva de los cráneos brillantes - de 3000 años de antigüedad, en el remoto departamento de Olancho.

Los turistas activos pueden experimentar los petroglifos prehistóricos y lugares pictográficos creados por una civilización perdida, en este territorio aún casi inexplorado.

Las cálidas corrientes de aire cargadas de humedad se elevan por encima de las empinadas laderas, se enfrían y convierten en nubes que liberan su carga en torrencial lluvia – lo que hace de esta región una de las más húmedas del Hemisferio Occidental.

También se encuentran disponibles, viajes menos osados en kayak para principiantes. Puedes hacerlo por una fracción del precio en las aguas turquesas del Caribe, rodeado de peces multicolores.

Hay equipos seguros y de alta calidad en alquiler en los resorts por todas las Islas de la Bahía.

Bucear no siempre se considera una actividad “ecoturística”, pero este concepto se puede perder con el tiempo, porque los buzos desarrollan una mayor conciencia ambiental.

Nade a través de cañones de coral cerebro, cuerno de alce, lechuga, estrella y pilar. Flote junto a esponjas barril, soga y vaso, abanicos marinos y especies marinas muy largas de mencionar.