La Escalinata de los Jeroglíficos

2.jpg

Ubicada en la región de Copán, en Honduras, la denominada “Escalinata de los Jeroglíficos” contiene la escritura de este tipo más importante y extensa de toda Mesoamérica, estando situada en la cara oeste del denominado “Templo Pirámide 26”, que fuera construido en el siglo VIII, por los habitantes mayas que poseía la ciudad por entonces.

Los historiadores consideran que esta escalinata era uno de los pasajes principales utilizados para la realización de ceremonias de tipo cósmico, que trataban sobre todo de adorar al dios sol. El descubridor de este sitio, Mudslay, lo encontró en 1890, y en la siguiente década terminaron de desenterrarse todos los secretos que el mismo había guardado durante siglos.

Una de las cuestiones que aún tratan de desvelarse, es el significado cósmico que los escalones, por su particular posicionamiento, encierran. Los dioses del bien y del mar aparentemente estarían representados allí también.

Hay que destacar además que Honduras ha solicitado a los Estados Unidos la devolución de la escultura del Rey de Copán 18 Conejo, la cual pertenecía a la escalinata y que hace años que está en poder de la Universidad de Harvard, porque integrantes de este centro la descubrieron.

En cuanto a las tareas de reconstrucción que ha sufrido este espacio, se puede destacar que entre 1930 y 1946, se procedió a la reconstrucción de la escalinata por parte de la Institución Carnegie de Washington, y desde 1985 la misma se encuentra cubierta por una lona, para evitar que la erosión termine de destruirla.

Vía: Develando Misterios
Imagen: Ver Fotos de