3.jpg

Uno de los platos más representativos de la gastronomía hondureña es esta tortilla de harina de trigo rellena de frijoles refritos, huevo picado, aguacate, y queso rallado o mantequilla, acompañada por distintos tipos de carnes en ocasiones, que destaca especialmente porque suele comerse en cualquier momento del día, ya sea como desayuno, almuerzo o cena.

Hay que mencionar además que realmente no se sabe demasiado acerca del origen de este alimento, considerando que son varias las ciudades que se adjudican su nacimiento, y que incluso tiene una similitud con la quesadilla mexicana y el burrito mexicano, por lo que algunos creen que fueron personas de este origen quienes terminaron llevando la receta hasta Honduras.

Una de las cosas más curiosas acerca de esta comida, es que lleva el nombre de “baleada”, por que al tratarse de un alimento en el que la mayoría de sus ingredientes se encuentran “sueltos” en su interior, cuando uno muerde sobre uno de los lados, éstos suelen salir disparados hacia el otro, provocando esta peculiar denominación.

Normalmente, la receta lleva puré de frijoles rojos refritos y queso gratinado o rallado. Se trata de un alimento muy preciado por las personas de escasos recursos por su bajo valor, y su gran cantidad de calorías y nutrientes

Considerada por los residentes hondureños como la comida más típica del país, las ciudades donde más se ha asentado son San Pedro Sula, El Progreso, Tegucigalpa, Comayagua, Tela y La Ceiba. Allí se las puede degustar tanto en restaurantes como en ferias, e incluso cualquier persona las sabe hacer en su propia casa.

Vía: Univisión
Imagen: Recetas de Viajes