1.jpg

Localizada sobre el margen del río Plátano, en la zona de La Mosquitia, cerca de la costa caribeña de Honduras, la Reserva de la Biosfera local ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 1982, en buena parte gracias a los espectaculares paisajes naturales que posee, entre los cuales al menos unos 2.000 pobladores indígenas aún viven bajo sus costumbres.

Hay que destacar igualmente que la visita a este sitio por parte de los turistas se realiza únicamente bajo estrictas medidas de seguridad, considerando que la misma, desde 1996, se encuentra catalogada como “en peligro”, aunque desde entonces, y gracias a los cuidados brindados por el gobierno local, la mejoría ha sido notable.

El problema actualmente consiste, sobre todo, en que muchos de sus valores ambientales y culturales son amenazados por la colonización que intenta ganar nuevos terrenos agrícolas y las talas ilegales que se producen. Además, existe un proyecto para levantar en el lugar una central hidroeléctrica, aunque las polémicas suscitadas lo han retrasado hasta el momento.

Por otro lado, la Cooperación Financiera Alemana es una de las compañías que más ha colaborado con el cuidado de este sitio, a partir de su apoyo tanto logístico como económico al Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, participando juntos en el Proyecto de Ordenamiento Territorial y Protección del Medio Ambiente en Río Plátano.

Vía: Centroamericana
Imagen: Conozca Honduras