14.jpg

Los colombianos quieren invertir en Honduras, principalmente en los puertos, como el San Lorenzo y Amapala.

Creo que privatizar un puerto nacional, como sería al parecer la inversión de concretarse en este caso, esnun arma de doble filo, porque todo tipo de negocio nacional relacionado al comercio internacional y de cargas tendrá que ser sometido al escrutinio de colombianos, que serán a fin de cuentas, los dueños, y posiblemente muchas cargas de propiedad nacional se vean perjudicadas si eso pasa.

El grupo de empresarios colombianos, está dispuesto a invertir hasta 500 millones de dólares, siempre y cuando el Congreso Nacional apruebe la Ley de Participación Público y Privada. El presidente en conjunto con empresarios hondureños, ha estado firmando convenios bilaterales con Colombia y con Perú y esta ley de aprobarse, sería la puerta de entrada de grandes inversiones al país, principalmente en los rubros construcción, textil, recursos renovables y biodiesel, aunque los empresarios también desean aprovechar al máximo los tratados de libre comercio suscritos con Estados Unidos y la Unión Europea.

En Honduras existe actualmente un mega puerto comercial, el Puerto Cortés, único que esta certificado por Estados Unidos para ingreso de mercancías por la zona atlántica.

En Tegucigalpa, el interés en inversión iría por un sistema de transporte masivo más eficiente para el millón y medio de habitantes de la ciudad. Mientras tanto, el desempleo y la inseguridad golpean a Honduras como nunca antes, y todo esto de comenzar mega proyectos sería un gran aporte a eliminar esa significativa cifra de desempleados que da vueltas por ahí hoy.

Pienso que los que mientras tanto, como medida de gobierno, se debiera estar apoyando a los que emprendan pequeños negocios de subsistencia, de modo que la gente, al tiempo que espera nuevas oportunidades de incrementar sus ingresos a través de un trabajo estable, pueda hacer algo para subsistir por ahora sin tener que pasar tantas miserias.

Vía: elheraldo, Foto