14.jpg

Este municipio del departamento hondureño de Valle, se encuentra formado por la isla de El Tigre, y varios de los islotes que rodean la misma, además de algunas rocas que derivan al Golfo de Fonseca. Con una superficie de alrededor de 75 kilómetros cuadrados, se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los destinos turísticos alternativos más importantes de Honduras.

Hay que destacar además que aunque no posee una estructura demasiado moderna al respecto, por la existencia de un profunda canal natural, esta zona ha sido vista siempre como el principal puerto de Honduras en el Océano Pacífico, aunque debido a la crisis local muchos de los residentes emigraron en el último tiempo a Estados Unidos y España, dejando más hueco a los visitantes temporales.

En cuanto a su historia, los científicos consideran que su nombre se debe a que hace algunos siglos, operaba en la isla un grupo de piratas que se manejaban a las órdenes del capitán Drake. Estas personas eran consideradas como “serpientes” por sus acciones vandálicas, y Amapala significa justamente “tierra de las serpientes” en lenca, una variante de la lengua maya.

Aunque actualmente la función de puerto de Amapala se ha visto en competencia con la de San Lorenzo, siempre es interesante visitar algunos de sus espacios más bellos, como por ejemplo la antigua esquina de la plaza local, la Catedral de Amapala, y el puerto de la ciudad.

Vía: Amapala
Imagen: Honduras Biz