Guinope, es una localidad con varias aldeas que satisfacen plenamente el gusto de aquellos que buscan un destino natural, con montañas, especies de animales en peligro de extinción.

111.jpg

Al pie de la localidad de Pacayas se encuentra una zona protegida conocida como “La Chorrera”, la cual alberga principalmente un frondoso bosque de pino. Los lugareños llaman a este lugar “El Sabroso”.

121.jpg

Guinope es ideal para aquellos que buscan hacer práctica del turismo rural, ya que aquí incluso podrán ver como los lugareños siembran y cultivan sus propios huertos, de los cuales viven ya que muchos son cultivos se subsistencia, pero también los hay para exportar todos estos productos autóctonos.

131.jpg

Pacayas, por su parte, ofrece un clima muy agradable y agua en abundancia, salida directamente de la vertiente cada mañana, y que además llega sin contaminación a irrigar los cultivos que tienen los pobladores del lugar. Dada la riqueza forestal de esta aldea, hay muchas vertientes de agua fresca, que proveen de agua potable a aldeas vecinas, tales como Frijolares, Manzaragua, Liquidámbar y Santa Rosa.

141.jpg

La mayoría de los habitantes Pacayas, al igual que Guinope, se dedican a las actividades agrícolas, y es por todos esos puntos en común que unen Pacayas con Guinope, que muchos llaman a estas comunidades hermanas “novias” entre sí.

Guinope
no es un nombre elegido al azar, ya que significa “En el agua de las palomas”, porque, según cuenta la historia, donde está hoy día el Parque Central antes había una laguna con una selva de pinos donde habitaban numerosas palomas.

151.jpg

Guinope ha sido también, cuna de grandes hombres de la historia de Honduras, tales como Paulino Valladares, Ramón Valladares Soto, y Jorge Gómez Andino.

Fuente: Luis Fdo. Ortega