22.jpg

Siendo una de las tantas zonas protegidas con las que cuenta Honduras en su pequeño territorio, el Parque Nacional Cusuco es además un sitio de constante llegada de turistas, ubicado en el municipio de San Pedro Sula, y especialmente afamado desde que fuera declarado como área de reservas por el parlamento nacional en el año 1987.

Hay que destacar, en principio, que el parque en buena parte de sus tierra se constituye por un bosque nublado, que se halla localizado a una importante altura sobre el nivel del mar, entre los 1500 y los 200 metros, lo que genera que la zona sufra casi de forma constante de precipitaciones prolongadas, con una temperatura media de 19º C durante la mayor parte del año, y neblina en muchas ocasiones.

Aunque el núcleo del parque tiene una superficie de alrededor de 72 kilómetros cuadrados, la “zona de amortiguamiento”, como son llamados sus alrededores, llevan la extensión del mismo hasta los más de 220 kilómetros cuadrados. Las mismas, le brindan al turista la posibilidad de tener actividades tan variadas como el recorrer senderos de todo tipo, acampar, visitar las cascadas, observar pájaros, y demás.

Por otro lado, también se trata de un paraje más que interesante para las personas que se consideren amantes de las aves, ya que allí pueden encontrarse con especies como tucanes, monos, tapires, pumas, y quetzales, además de un sinfín de posibilidades en cuanto a insectos y escarabajos, que son muy comunes en la zona. Por el lado de la vegetación, los helechos gigantes son la principal atracción del parque, con sus más de 20 metros de altura en algunos casos.

Vía: Eco Honduras
Imagen: Sky Scraper City